ecologia industrial

¿Qué es la gestión de residuos industriales y qué beneficios trae a las empresas y a la sociedad?

El incremento de la producción conlleva múltiples beneficios a la sociedad. Por un lado, forman parte del motor económico de los países. Y, además, permiten la mejora en la calidad de vida de la población, en la medida en que posibilitan el desarrollo de nuevos productos y servicios.

No obstante, una importante factura de tales beneficios la termina pagando el Medio Ambiente.

 

Preocupación por el Medio Ambiente y por el entorno

Por ello cada día existe una mayor concienciación medioambiental, tanto a nivel legislativo como de la población. Hay una tendencia a reducir el uso de productos nocivos, se instala el comercio justo y se defiende el cultivo ecológico, que usa costumbres tradicionales que evitan maquinaria, el uso de productos químicos  y prescinden de las semillas alteradas genéticamente. Los envases comienzan a fabricarse con materiales reciclables (que permiten volver a usarlos, evitando una acumulación innecesaria de deshechos), a la vez que se impone la realización de actividades deportivas al aire libre (con la consiguiente adecuación de zonas verdes), el uso de transporte público o bicicletas para desplazarse y en lo relativo al sector industrial, se invierte en investigación con el objetivo de obtener una efectiva gestión de los residuos de este sector.

 

 ¿En qué consiste la gestión de residuos industriales?

Se entiende por “gestión de residuos” la recogida de los desechos generados por las distintas industrias, transportándolos a áreas adecuadas para procesarlos (tratarlos). Generalmente se separan en los distintos componentes atendiendo a la naturaleza de los materiales. Según las características de cada material, el proceso a seguir será diferente. Si se tratan de sustancias químicas nocivas, se las someterá a un proceso que las descomponga en elementos no dañinos y que puedan volver a usarse para generar nuevas sustancias demandadas por la sociedad, liberando al medio productos saludables como agua, oxígeno u otros componentes.

En lo relativo a las sustancias sólidas se busca el reciclaje, el camino por el cual se pueda volver a usar esos materiales para las actividades que se usaban. En otras ocasiones, se los reduce a la materia prima lista para ser usada como más interese. Tal es el caso de asfalto basado en neumáticos usados, bolígrafos hechos con antiguas botellas de plástico o mochilas hechas con antiguas carcasas de ordenadores. ¡Imaginación al poder!

Aún así, siempre quedan materiales perecederos o que ya no permiten su uso de nuevo. Entonces son eliminados de manera controlada y que permita beneficios a los empresarios, ya sea usándolos como combustible, vendiéndolos como fertilizantes o dándoles salida en el mercado como materiales de construcción (aislantes, decorativos, áridos, etc.).

 

¿Por qué reciclar?

Los dos resultados más inmediatos de una correcta gestión de residuos industriales son, en primer lugar un abaratamiento en los costes de las materias primas a usar por las fábricas y que repercute en el precio final de los productos en el mercado; y en segundo lugar, una mejora con el entorno, con la consiguiente prosperidad en la calidad de vida al haber un aire más saludable, aguas más limpias, acumulación de menos basuras que conlleva una disminución en animales que se alimentan de ellas y que pueden transmitir enfermedades o incrementar su población atacando las cosechas de la población, etc.

 

La gestión de residuos

Debido a que la gestión y tratamiento de residuos industriales afecta a productos líquidos, gaseosos y sustancias sólidas; existen actualmente normativas legislativas que tratan de controlar cada procesamiento de estas sustancias y que se va actualizando paralelamente al desarrollo de nuevas tendencias en la gestión de estos materiales de desecho.

 

Palabras claves: “gestión de residuos industriales”, ”residuos”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *